ModelosMentales_Alt

¿Cuándo va a estar todo bien?

Por: Raiana Lira

29/05/2020

“Hola, ¿todo bien?” Siempre fue una buena manera de iniciar una conversación. Hasta este momento, donde estamos todos privados de algo tan natural: la libertad. ¿Cómo alguien puede estar bien cuando nuestra forma de estar en el mundo, fruto de la evolución, se vuelve limitada? 

Todos los días la vida nos llama a la acción mientras que nos adaptamos a un mundo 2D, sin contacto físico, con un uso restringido de los sentidos y todo lo que creíamos que era norma(l) ahora es cuestionado. Ahora, fuera de nuestro control, “solo podemos” continuar viviendo en esta situación desafiante.

¿Qué harías si lo único que pudieras hacer fuera vivir?

Cuando vivir es la única opción, es hora de mirar nuestras elecciones, reacciones, ideas, emociones. Escuchar el sonido del silencio y lo que reverbera de él. Cuando no es una elección sentir, es necesario abrazar el momento y  escuchar. Pero, ¿cómo hacemos eso, si nunca nos enseñaron a nombrar nuestros sentimientos sino a reaccionar en consecuencia? … Sí, muchas veces aprendemos por observación.

Dando un voto de confianza al adulto que somos, podemos observar nuestro día como una montaña rusa de emociones con altibajos y diferentes velocidades … En circunstancias no pandémicas también lo experimentamos, pero rara vez tenemos tiempo para observar. Este proceso es parte de nuestra naturaleza y generalmente es muy suave.

Pero, estamos en una situación de emergencia, con el miedo como la emoción más constante, activando una alarma interna que resalta todo lo que sentimos. Para empeorar las cosas, vivimos en un mundo hiperestimulante. Piensa en tu feed de Instagram, por ejemplo: un cachorro haciendo cosas lindas, después alguien de luto, u otra persona que está vendiendo un producto. Hay un rango tan grande entre la variación en las emociones y en la respuesta, tan diversos como nosotros y nuestras historias … mientras el cerebro trata de procesar todo.

La falta que hace la educación emocional

La educación emocional no es parte de nuestra crianza familiar o de la currícula escolar. Reaccionamos como nos enseñaron, estimularon o nos dieron de ejemplo… por la manera de actuar que adquirimos o (“peor”) con nuestros estímulos primitivos que son crudos y casi nada empáticos. Nuestro instinto para protegernos a nosotros mismos es, probablemente, más antiguo que la empatía que surge para tratar con alguien o algo diferente de mí.

Pensando en esto, un grupo creó un Atlas de emociones que los invito a visitar y estudiar. Básicamente, el sitio reúne las cinco emociones principales: ira, miedo, alegría, disgusto y tristeza. Explica muy bien cómo los estímulos que recibimos se traducen en emociones, que a su vez tienen una amplia variación de intensidad y se reflejan físicamente en respuestas.

ModelosMentales

Extraído del atlas de las emociones

El gran problema al observar los sentimientos y cómo repercuten en nuestro cuerpo es que ahí está el momento de elegir la reacción y el desencadenante que nos deja de esa manera. Entonces, aunque no tenemos control sobre lo que nos llega, tenemos una opción sobre cómo proceder. Es lo que dice el dicho “no importa lo que te hagan, sino lo que hagas con lo que te hacen”. Una vez que se entiende esto, podemos ejercer la ecuanimidad. O bien, la observar los sentimientos, sensaciones y eventos, y darles la bienvenida sin la necesidad de querer cambiarlos o escapar de ellos…respondiendo y estando presentes en cada momento.

Después de todo, no hay sentimientos vacíos, buenos o malos. Tienen un papel en nuestra vida y cuanto más nos eduquemos acerca de ellos, más encontraremos el equilibrio dinámico que requiere la vida.

Bueno, hay otro aspecto que creo que es importante … La comunicación no violenta nos enseña que los sentimientos expresan necesidades insatisfechas. Ejemplo: en una discusión grupal de WhatsApp, una persona hace un comentario discriminatorio. Una persona lee y siente su cuerpo temblar, lágrimas en los ojos, experimenta la emoción de la ira y sentimientos como la indignación y el malestar, y luego escribe argumentos sobre por qué ese argumento no es aceptable. Una nueva ola de sentimientos no entra en su argumento, y por lo tanto, un deseo de respuestas. Este circuito de estímulo-sentimiento-respuesta puede ser infinito. Pero, centrémonos en el primer sentimiento (molestia). Este sentimiento revela una interpretación (no me oyeron) y una necesidad insatisfecha: comprensión.

Entendiendo la necesidad, es posible actuar para que la persona que la siente satisfaga esta necesidad (liberándola desde la perspectiva de la otra) y también para prepararse para la respuesta. En nuestro ejemplo, la persona puede basar mejor sus argumentos y dirigirlos a las personas del grupo que pueden unirse a él/ella en el debate.

Cuando entendemos que todo puede ser una invitación y no una obligación, y que muy raramente hay verdaderos villanos, y que somos protagonistas de nuestra vida. La educación emocional nos acerca a la libertad que buscamos de muchas otras maneras … porque ella (la educación emocional) le da el lugar y el peso real a cada acontecimiento de la vida.

Cuando lo único que nos queda es vivir, podemos sentirlo en el interior y día a día vamos conquistando nuestra libertad. Porque después de todo es un ejercicio.

Entonces, ¿vamos a estudiar nuestro día con esa mirada?

Identifica una situación de su día, mira el atlas y analiza – emociones, sentimientos, reacciones y respuestas – identifica tu necesidad insatisfecha en ese momento y reinventate. Aumenta tu percepción y práctica la ecuanimidad.

Que todo esto te haga consciente de la vida y aumente tu deseo de vivir. Que el impedimento de ser libre por fuera te ayude a liberarte por dentro. Estamos en este viaje juntos.

Todo estará bien cuando te permitas sentir incluso lo que no te hace sentir bien y conectarte con ese sentimiento. 

Con amor,

Rai

Acerca del autora

Raiana Lira

Brasilera. Bióloga y doctora en Ecología. Investigadora y profesora universitaria. Actualmente trabaja en Amani Institute y se especializa en innovación social y liderazgo. Cree en el poder del propósito, la creatividad, la conexión y en que disfrutar el proceso es tan importante como los resultados.

Compartí la nota en redes

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Último contenido

ALT
Inicio
Quiénes somos
Blog
Contacto

Newsletter

Si, quiero recibir mails.

[vc_row css=".vc_custom_1584140578259{margin-top: 0px !important;margin-right: 0px !important;margin-bottom: 0px !important;margin-left: 0px !important;padding-top: 18px !important;padding-right: 18px !important;padding-bottom: 18px !important;padding-left: 18px !important;}"][vc_column][vc_column_text]

Dejanos tus datos y te enviaremos un correo para completar la inscripción

[/vc_column_text][contact-form-7 404 "No encontrado"][/vc_column][/vc_row]

[vc_row css=".vc_custom_1584140578259{margin-top: 0px !important;margin-right: 0px !important;margin-bottom: 0px !important;margin-left: 0px !important;padding-top: 18px !important;padding-right: 18px !important;padding-bottom: 18px !important;padding-left: 18px !important;}"][vc_column][vc_column_text]

Dejanos tus datos para avisarte sobre las próximas ediciones

[/vc_column_text][contact-form-7 404 "No encontrado"][/vc_column][/vc_row]

[vc_row css=".vc_custom_1584140578259{margin-top: 0px !important;margin-right: 0px !important;margin-bottom: 0px !important;margin-left: 0px !important;padding-top: 18px !important;padding-right: 18px !important;padding-bottom: 18px !important;padding-left: 18px !important;}"][vc_column][vc_column_text]

Queremos conocerte

[/vc_column_text][contact-form-7 404 "No encontrado"][/vc_column][/vc_row]